Mantenimiento y reparación de secadoras

Mantenimiento y reparación de secadoras

Nuestro numero de atención al cliente 057+ (4) 322 5586

Servicio a domicilio. Ofrecemos soluciones las 24 horas del día, los 365 días del año

Nuestras ventajas

Técnicos propios

Contamos con técnicos propios especializados en reparaciones de todos los gremios.

Flota de vehículos

Disponemos de una flota de vehículos equipados con materiales para prestar un servicio inmediato, solemos tardar menos de 20 minutos en llegar.

Algunos tips

Consejos para cuidar tu secadora

1. Con la llegada de la lluvia y el frío, la secadora se vuelve un electrodoméstico indispensable en nuestro hogar. Para sacarle el máximo partido a ésta y asegurar su eficacia aquí te ofrecemos algunos consejos a tener en cuenta:

2. Filtro de pelusas Antes de usarla, tienes que limpiar el filtro de pelusas para que la ropa no se llene de ellas y se seque más rápido. Este filtro está normalmente situado en la puerta de la secadora o abajo, en la parte inferior de la misma. Hay que retirar estos restos de ropa, pues de no ser así pueden llegar al condensador y hacer perder eficiencia al equipo. Esto implicaría un mayor gasto en la factura eléctrica. Lo recomendable es hacerlo cada 5 o 6 programas.

3.Vacía el agua condensada en el depósito. El tanque de agua condensada está situado normalmente arriba a la derecha, aunque algún modelo lo tiene acoplado a la puerta. Hay que retirar el agua cuando el depósito está lleno (a veces se enciende un indicador avisando de esto). Otra posibilidad es conectarlo directamente al desagüe.

4.Limpia el condensador Está situado en la parte inferior izquierda del equipo. Se abre una escotilla y se despliegan unas pestañas de fijación. A continuación se extrae el intercambiador (tubos), que hay que lavar con agua fría desde la zona trasera a la delantera. También conviene hacerlo con cierta frecuencia, por ejemplo, cada 10-12 programas de secado.

5. Materiales combustibles Nunca debes poner prendas que estén mojadas con materiales combustibles (pinturas, solventes, ceras, etc…)

6. Ropa con goma o plásticos Si pones a secar ropa que tenga goma o plásticos (zapatillas, baberos, bolsos de goma, etc.) al calentarse pueden derretirse o quemarse.

7. No sobrecargar No debes sobrecargar la secadora, gastarás más energía, la ropa se arrugará y se producirá un mayor desgaste en las prendas. Si tienes mucha ropa para secar puedes poner una y cuando termine poner enseguida la otra. Así ahorras energía al aprovechar el calor de las cargas anteriores.

8. Esperamos que con estos consejos puedas ampliar la vida de tu secadora, de todas maneras si tienes algún problema, consúltanos o ponte en contacto con nosotros, ya que si es una pequeña avería y no le hacemos caso puede desencadenar en una mayor.

Pide tu cita online

formulario